Ejercicio físico regular para estar en plena facultades físicas, además de una buena alimentación y el descanso suficiente, necesitas moverte más. Practicar ejercicio regularmente es imprescindible para gozar de buena salud, aprender a disfrutar de la vida, potenciar el sentido del humor y aumentar la confianza en uno mismo. Por si todo esto fuera poco, con solo 30 minutos de ejercicio físico durante tres días a la semana, perderás 10 gramos de grasa corporal, lo que puede llegar a suponer un perdida anual de 7 kilos. Y si al ejercicio añades una dieta equilibrada y saludable, tu problema de sobrepeso desaparecerá sin tener que recurrir a dietas estrictas.

Tonifica los Músculos

Nuestro cuerpo está compuesto de 650 músculos que se acaban atrofiando si no se usan. En nuestra vida cotidiana, hay muchos músculos que no movemos y terminan debilitándose (por ejemplo, los músculos encargados de mantener las vértebras en su sitio o los abdominales que sujetan las vísceras). Por eso, conviene hacer algo de gimnasia, aunque solo sean 10 minutos diarios. Lo importante es la constancia.

Ejercita los Cuádriceps

Los cuádriceps son los músculos de la parte anterior de las piernas. Si no los ejercitamos, a medida que pase el tiempo no podremos ni levantarnos del asiento. Montar en bicicleta, correr o, simplemente, caminar a buen paso, son ejercicios que nos ayudarán a mantenerlos en forma, Además, al levantarnos de la silla nos apoyaremos solo en los cuádriceps en lugar de utilizar los brazos. 

Al Trabajo Caminando

Puedes hacer ejercicio de un modo tan sencillo como acudir al trabajo caminando. Si el lugar del trabajo queda demasiado lejos de tu casa, aparca el coche lo más lejos que puedas del trabajo o, si vas en metro o autobús, bájate unas paradas antes. Y ya en el trabajo, no abuses del teléfono para dar un recado a un compañero, dáselo personalmente y olvídate del ascensor. Cada hora, levántate de tu asiento y da un paseo corto por la oficina, y si te quedas a comer en el trabajo, invierte 20 minutos del tiempo de la comida en dar un paseo.

¡A Pedalear!

Con el mal tiempo, sustituye la bici de montaña por la bicicleta estática hasta que llegue el buen tiempo. Las bicicletas estáticas o de ejercicio, al igual que cualquier otra actividad atlética cardiovascular como correr, caminar, hacer marcha, subir las escaleras o bailar, son muy útiles para quemar calorías, aumentar la circulación sanguínea, mejorar el ritmo cardíaco e incrementar la resistencia.

Endurece los Glúteos

Subes varias veces al día las escaleras de tu casa. Debes subir el equivalente a 20 pisos al día dos veces a la semana. La constancia es el truco.

Emula a las Sirenas

Al nadar utilizamos todos los músculos y además, luchar contra la resistencia del agua endurece y moldea, al tiempo que quema muchas calorías (entre 600 y 800 por hora) dependiendo del estilo y la velocidad. 

A todo Ritmo

Bailar es divertido y quema cantidad de calorías. Existen bailes específicos para determinadas zonas del cuerpo, por ejemplo, el hip hop refuerza las piernas, el flamenco, los brazos, etc. La que más músculos mueve es la música disco.

Abdominales, mucho más que Estética

Tener unos abdominales fuertes es vital para la salud y el bienestar físico, ya que con ello se refuerza la espalda, se hace mejor la digestión y se calman las molestias de la menstruación.

 

Si te ha gustado nuestro articulo sobre el Ejercicio Físico Regular, deja un comentario

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ES
en_GB es_ES
WhatsApp chat